Asociación Civil Orquideófila de Córdoba

ONG sin fines de lucro • Personería Jurídica Nº 159A/05

QUÉ ES UNA ORQUÍDEA ?





Que es una orquídea? 
Las orquídeas, con sus exuberantes y llamativas flores, han fascinado por igual a amantes de la jardinería y curiosos desde hace siglos.
Aunque en antaño estuvieron reservadas a los más entendidos y acaudalados, en la década de 1960 se pusieron de moda como adorno femenino, tanto en fiestas de graduación como aristocráticas.
Tras un breve declive vuelven a ser, merecidamente, más populares que nunca.
El cultivo extensivo de orquídeas ha dado lugar a gran variedad de plantas que parecen producir una interminable sucesión de hermosas flores. Y ya no son las delicadas plantas de invernadero de otros tiempos. La mayoría de las actuales orquídeas se aclimatan fácilmente, son sencillas de cuidar y prosperan durante años.
En resúmen, las orquídeas son plantas herbáceas de hoja perenne. Conviene recalcarlo, ya que es tal el aura que rodea a las orquídeas que es fácil olvidar que en la mayoría de los aspectos son como cualquier otra planta del jardín.
Orchis es una palabra griega que significa «testículo» en referencia a la forma de las raíces tuberosas de las orquídeas.
En la medicina popular se ha atribuido ampliamente a las orquídeas propiedades afrodisíacas.
La familia de las orquidáceas (Orchidaceae) es una de las más extensas del planeta y está formada por, aproximadamente, 25000 especies.
Su distribución es también muy amplia, ya que se encuentran en todos los continentes, excepto en la Antártida.
La mayoría de ellas, sin embargo, crecen en climas húmedos de las regiones tropicales y subtropicales.


Crecimiento de las orquídeas
En los climas templados, las orquídeas enraízan en la tierra como cualquier otra planta, es decir, son plantas terrestres.
Cerca del Ecuador, no obstante, tienden a crecer de forma epifita, o sea, sobre los árboles (el término proviene del griego epi, que significa «sobre» o «encima» y de phyton, que quiere decir «planta»).
Sus raíces quedan expuestas al agua y al sol y tienen como principal función sujetar la orquídea a la planta huésped. No son parásitas, porque no obtienen nutrientes de la planta que las hospeda.
El alimento necesario para el crecimiento, que proviene de las deposiciones de los pájaros y de la materia vegetal en descomposición, le llega a la orquídea arrastrado por la lluvia más o menos constante que cae sobre la planta.
Existen también unas pocas especies que viven sobre las rocas, las llamadas litófitas. Casi todas las orquídeas híbridas de las colecciones de hoy en día derivan de especies epifitas. Las orquídeas terrestres tienen rizomas, tallos carnosos que crecen horizontalmente, o raíces tuberosas, en las que acumulan nutrientes.
Las especies epifitas presentan dos tipos de crecimiento: simpodial o monopodial.
Las simpodiales crecen horizontalmente y producen rizomas, de los que a menudo crecen unas formas bulbosas llamadas pseudobulbos, de donde brotan las hojas y las flores. Se trata de órganos de almacenamiento de la planta y le permiten permanecer en estado de reposo durante breves períodos de tiempo. Cada temporada se añaden nuevos pseudobulbos a los anteriores, hasta que, al cabo de tres o cuatro años, el brote superior muere, pero el resto se mantiene vivo.
En la naturaleza, las orquídeas simpodiales crecen en bosques lluviosos situados al nivel del mar o a escasa altitud.


 


Las orquídeas monopodiales, como esta Vanda,
tienen un hábito de crecimiento erecto.


Las orquídeas simpodiales crecen hacia los lados.
La planta de esta foto es una Lepanthopsis astrophora.



Los nombres de las orquídeas
Los nombres de las plantas desconciertan a los amantes de la jardinería. Hasta los más avezados consideran que los nombres de las orquídeas no siguen las pautas habituales.
En este sentido, las orquídeas representan una excepción dentro del reino vegetal. Con todo, resulta útil descifrar el significado de los nombres, ya que aportan información sobre el origen de la planta, su parentesco y, en algunos casos, incluso sobre cómo cultivarla.


Orquídeas en su estado natural
Como cualquier otro ser vivo, las orquídeas se clasifican a partir de un sistema binomial que divide la familia (orquidáceas) en distintos géneros que se escriben en cursiva (itálica) y en mayúscula, por ejemplo, Phalaenopsis.
Los géneros suelen estar formados por un gran número de especies, todas ellas botánicamente distintas, aunque interrelacionadas. El binomio se escribe en cursiva y, a veces, aporta información sobre la planta. Así, por ejemplo, Phalaenopsis sumatrana corresponde a una especie originaria de Sumatra. Las especies pueden tener distintos hábitats naturales, por lo que, en ocasiones, se subdividen en subespecies, variedades o formas. Pleione formosana var. alba, por ejemplo, es una variedad natural de color blanco de Pleione formosana.


Híbridos
En el mundo de las plantas, las especies próximas a veces pueden cruzarse y dar lugar a híbridos interespecíficos.
Los híbridos siempre son más resistentes y tienen las flores más grandes que las plantas en estado natural.
Las orquídeas son un caso aparte, ya que pueden llegar a cruzarse con géneros distintos y formar híbridos intergenéricos.
Estos híbridos pueden, a su vez, emparentarse con otras especies, cruzarse de nuevo con una de las plantas progenitoras (para consolidar un rasgo concreto) o incluso volver a cruzarse con otro género. Algunos híbridos provienen de hasta 20 especies e incluso de 9 géneros distintos (en función del número de géneros son bigenéricos, trigenéricos o multigenéricos). Estos géneros son, naturalmente, artificiales, y sus nombres suelen ser una combinación de los progenitores. Así, Brassocattleya es un cruce entre Brassavola y Cattleya, y, Brassolaeliocattleya, es un cruce de Brassavola, Laelia y Cattleya.
Algunas orquídeas llevan el nombre de su criador, por ejemplo, Wilsonara o Colmanara.
El árbol genealógico de las orquídeas es el que se actualiza de forma más sistemática de todo el mundo de las plantas, ya que cualquier nuevo híbrido que se comercializa tiene que registrarse en el registro internacional de orquídeas. Por ello, es posible determinar el linaje de cualquier híbrido.
La incesante labor de los viveristas ha supuesto la creación de una enorme variedad de orquídeas con flores de un atractivo incomparable y floración prolongada.
Muchas phalaenopsis modernas, por ejemplo, se mantienen en floración de forma más o menos permanente.
La facilidad de cultivo es un importante factor adicional, ya que muchos híbridos son menos exigentes en sus cuidados que la especie de la que proceden.


Alianzas
Los sucesivos cruces han dado lugar a grandes grupos de plantas de hábito y requisitos de cultivo parecidos. Muchas orquídeas híbridas se clasifican, dependiendo de su parentesco, en las llamadas alianzas.
La alianza odontoglossum, por ejemplo, incluye, además del género Odontoglossum, otros como Cochlioda, Miltonia, Miltoniopsis, Oncidium y los géneros artificiales resultantes del cruce.
La alianza cattleya, por su parte, engloba los géneros Cattleya, Laelia, Sophronitis y Brassavola.
La alianza phalaenopsis está formada por Phalaenopsis y otros géneros parecidos como Doritis y Ascocentrum.


Grex
Esta palabra latina se refiere a la serie de plántulas o grupo de híbridos resultantes del cruce de dos plantas distintas. La grex se indica en letra normal (no itálica). Por ejemplo, el cruce de Phragmipedium longifolium con Phragmipedium schlimii dio como resultado Phragmipedium sedenii.
También es posible cruzar una grex con una especie, por ejemplo, Cymbidium New Dimension se creó a partir de Cymbidium Mavourneen y Cymbidium Sussex Moor.
Tradicionalmente, se indica el nombre de la planta de la que procede el polen (el macho) antes del linaje de la semilla.
Los cruces realizados de forma inversa proporcionan resultados distintos.
Si alguna plántula de la grex muestra características distintivas se le puede asignar un nombre nuevo, que se indica en letra normal y entre comillas simples.
De este modo, Cymbidium New Dimension es una grex de orquídeas con flores básicamente de color verde, mientras que Cymbidium New Dimension «Standard White» tiene flores de color blanco.


Flores de las orquídeas
Las flores de las orquídeas muestran una increíble variedad de formas. Enseguida se aprecia que, como la cara de los humanos, son simétricas sólo en el plano vertical, no el horizontal.
Si se observa atentamente un capullo sin abrir se verá que se divide en tres segmentos, los sépalos.
A medida que la flor se va abriendo, se van desplegando formando un triángulo que queda en segundo plano al surgir los tres pétalos internos.
Dos de éstos se abren hacia los lados en simetría, mientras que el pétalo central, que a menudo se prolonga hacia abajo, adquiere una forma distinta y se suele llamar labelo o labio. Hace las veces de pista de aterrizaje para los insectos polinizadores. Algunas orquídeas llamadas «zapatitos» tienen el labelo en forma de bolsa.
Si se observa una flor de frente, el sépalo superior, el dorsal, es visible detrás de los pétalos, pero muchas veces presenta una coloración diferente. Los otros dos sépalos pueden quedar detrás de los pétalos, aunque, a menudo, son muy visibles.


Manchas en las flores
Las manchas de color que tan atractivas resultan para los cultivadores han evolucionado para atraer a los insectos polinizadores.
Los insectos macho se sienten atraídos por las marcas oscuras más que por las de colores claros. Muchas orquídeas son claras, pero presentan numerosas motas de colores oscuros. El color amarillo aparece en los labelos de determinadas orquídeas.



 

Las flores de las Cattleyas son de
colores llamativos y suelen tener
los extremos de los pétalos ondulados.

Las flores de Cirrhopetalum picturatum
tienen los sépalos
diferenciados y alargados.



 

Las orquídeas "de zapatilla" se
llaman así porque tienen
el labelo hinchado.

El género Odontoglossum es el más variado
dentro de las orquídeas, muchas de las cuales
presentan manchas de colores.





HomeNuestra historiaPersonería JurídicaBibliotecaMembresíaColaboradoresSocios Honorarios
Nuestras reunionesQué es una orquídea ?Ayuda ExpressRiegoPestes y enfermedadesExposicionesContacto

www.acoc.com.ar

© Asociación Civil Orquideófila de Córdoba ®
Antonio Noé Andrada • Web artesanales